Contenido

Evoluciones Histórica

Estudio De Las Fuentes De Las Obligaciones En La Legislación Salvadoreña

Fuentes Tradicionales

Fuentes Modernas


FUENTES DE LAS OBLIGACIONES

Se entiende por fuentes de las obligaciones a los hechos jurídicos que les dan origen, de donde nacen de donde surgen, de que emanan, en otras palabras, los hechos jurídicos en virtud de los cuales dos o más personas se encuentran en la situación de deudor y acreedor uno del otro.

Evoluciones Histórica

En el Derecho Antiguo Romano conoció solo dos fuentes de las obligaciones: los delitos y los contratos. De estas dos fuentes la más antigua era los delitos. Con el transcurso del tiempo los ciudadanos Romanos entraron en relación con otros pueblos y las nuevas necesidades que de ellos surgieron dieron origen a una nueva fuente de las obligaciones, a la que denominaron ex variae causarum figurae.

El jurista Gayo dividió ésta nueva fuente de las obligaciones en: cuasidelitos y cuasicontratos, según si la causa de la obligación se parecía más a un contrato o a un delito. Finalmente Modestino agregó otras dos fuentes más: el pacto pretoriano y la ley.

Por otra parte como se menciona anteriormente, se dice que la fuente de las Obligaciones, son los hechos de que proceden, las causas que la generan. Una persona no puede quedar ligada a otra y verse compelida a realizar en su beneficio una determinada prestación que limita o coarta su libertad, sin “una causa proporcionada a este grave efecto”. Por este el legislador creyó oportuno dedicar la primera de las disposiciones del libro IV a precisar cuáles son las causas generadoras de las obligaciones.

Estudio De Las Fuentes De Las Obligaciones En La Legislación Salvadoreña.

La clasificación romana de las fuentes de las obligaciones, que hemos estudiado se contrae a enumerar: Los contratos, los cuasi contratos, los delitos, los cuasi delitos y la ley.
Esta clasificación pasó al Código Civil Francés, con la variante de haber creado una categoría general con la rública "Obligaciones que se originan sin convención", dentro de la que se comprenden las obligaciones emanadas de la ley y las que resultan de los cuasi contratos, de los delitos, de los cuasi delitos.
Planiol, defensor de la teoría individualista, considera que todas las obligaciones derivan sólo de dos fuentes: El contrato y la Ley. Pero la ley no crea arbitrariamente la obligación: cuando la crea es que en la persona o en el patrimonio del acreedor hay una circunstancia que hace necesaria la creación.
Las obligaciones delictuales que proceden de perjuicios causados son aquellas en que el daño se ha causado intencionalmente. Las cuasi delictuales son aquellas en que el daño se causa por negligencia imputable al agente. Por último las cuasi contractuales son las que se fundan en el enriquecimiento sin causa, ya que el haber enriquecido para una parte, hay lesión para la otra (PLANIOL).

Fuentes Tradicionales

Prescribe el artículo 1308 del Código Civil, dice, que las obligaciones nacen de los contratos, cuasicontratos, delitos o cuasidelitos, faltas y de la ley.; éstas son las que tradicionalmente señalan como fuentes de las obligaciones.


Los Requisitos De La Compraventa:

El artículo 1604 del Código Civil; dice, que la venta se reputa perfecta desde que las partes han convenido en la cosa que es objeto de la venta y en el precio, salvo Algunas excepciones contenidas en las Leyes Especiales.
  1. Consensual: Es cuando las partes han convenido en la cosa que es objeto de la venta y en el precio.
  2. Bilateral: Porque engendra obligaciones a cargo de las dos partes.
  3. Oneroso: Porque se estipulan provechos y gravámenes recíprocos.

Clasificación De Los Cuasi Contratos.
Según el artículo 2036 del Código Civil, hay tres principales Cuasicontratos:
  1. La agencia oficiosa.
  2. el pago de lo no debido.
  3. la comunidad.
Las obligaciones legales son aquellas que tienen en la ley su fuente única, directa, que tiene como causa, la sola disposición de la ley. De ahí la importancia de precisar las fuentes de las obligaciones, sobre lo cual desde tiempos inmemoriales han discutido mucho los juristas.

Con objeto de señalar con la mejor lógica posible las fuentes o causas eficientes de las obligaciones, es necesario tener en cuenta que se trata de precisar los hechos próximos o actuales de donde nacen las obligaciones, y no las fuentes remotas o mediatas.

Desde este punto de vista bien podemos decir que toda obligación tiene una fuente mediata o remota: el propio ordenamiento jurídico. De ahí que cuando se dice que la ley es fuente de obligaciones, se hace referencia a una fuente remota. Justamente podemos decir que el contrato obliga, porque así lo establece la ley; lo mismo cabe decir del hecho ilícito como fuente de obligaciones.

Por lo tanto, se trata de investigar que hechos de la vida real de las personas son reconocidos por la ley o el ordenamiento jurídico como hábiles para engendrar una obligación.

El jurisconsulto Romano Gayo distinguió dos únicas fuentes de las obligaciones: el contrato y el delito. En forma correcta fueron enunciadas las dos más importantes fuentes que en el derecho moderno abarcan los casos más numerosos y significativos de nacimiento de obligaciones. Quedan al margen unos cuantos hechos que también son susceptibles de producir una obligación. Quizá por este motivo, más tarde en el Digesto se agrego que existen otras causas que provienen de “ex variis causarum figuris”.

Fuentes Modernas

Según teorías modernas señalan como fuentes:

  1. El acto jurídico.
  2. El acto ilícito.
  3. El enriquecimiento sin causa; Es la existencia de un daño de carácter patrimonial; quiere decir, que cuando se causa un daño por el uso de las cosas peligrosas, procediendo lícitamente, solo debe repararse el que fuere patrimonial. Ejemplo: Muerte de persona en la conducción de vehículo.
  4. La ley, suele añadirse el “hecho jurídico”.

Algunos autores las han agrupado así:
  1. El acto jurídico.
  2. El enriquecimiento sin causa.
  3. La responsabilidad civil: precontractual y extracontractual.
  4. La ley.
Otras legislaciones estudian también como fuente de obligaciones la declaración Unilateral de voluntad.

El enriquecimiento sin causa: Todo aumento del patrimonio de una persona debe tener una razón justificada. De ésta nace una obligación de la persona que ha experimentado la ganancia o aumento injusto para devolver el monto de lo ilegítimo recibido, existen condiciones para estar en presencia del enriquecimiento sin causa.
  1. Enriquecimiento efectivo en el patrimonio de una persona que debe devolver lo recibido, artículo 1558 inciso 2º del Código Civil.
  2. Que sea a expensa de otra persona.
  3. Que carezca de causa legítima, artículos 1338, 1448 No.1º, 2046, 2048, y 2076 del Código Civil.